When I find myself in times of trouble, mother Mary comes to me. And in my hour of darkness she is standing right in front of me, Whisper words of wisdom, let it be.

jueves, 10 de marzo de 2011

Realmente yo no entendía nada. Sabia sí, que estaba sonriendo porque estaba feliz. Increíble como un gesto tan pequeño de una persona, puede cambiar el mundo de otra. Puede hacerla feliz, hacerla sonreír, o hacerla llorar.
Y esa persona puede hacerse extrañar.