When I find myself in times of trouble, mother Mary comes to me. And in my hour of darkness she is standing right in front of me, Whisper words of wisdom, let it be.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Perro Salchicha, gordo bachicha, toma solcito a la orilla del mar. Tiene sombrero de marinero y en vez de traje se puso collar. Una gaviota medio marmota, bizca y con cara de preocupación viene planeando, mira buscando el desayuno para su pichón. Pronto aterriza porque divisa un bicho gordo como un salchichón. Dice “qué rico” y abriendo el pico pesca al perrito como un camarón. Perro salchicha con calma chicha en helicóptero cree volar. La pajarraca, cómo lo hamaca entre las nubes y arriba del mar. Así lo lleva hasta la cueva donde el pichón se cansó de esperar. Pone en el plato liebre por gato, cosa que a todos nos puede pasar. El pichón pía con energía, dice: –Mamá, te ha fallado el radar; el desayuno es muy perruno, cuando lo pico se pone a ladrar. Doña Gaviota va y se alborota, Perro Salchicha un mordisco le da. En la pelea, qué cosa fea, vuelan las plumas de aquí para allá. Doña Gaviota: ojo en compota. Perro Salchicha con más de un chichón. Así termina la tremolina, espero que servirá de lección: El que se vaya para la playa que desconfíe de un viaje en avión, y sobre todo haga de modo que no lo tomen por un camarón.


La mejor canción que escuche *-*