When I find myself in times of trouble, mother Mary comes to me. And in my hour of darkness she is standing right in front of me, Whisper words of wisdom, let it be.

martes, 16 de marzo de 2010

Tu día empieza, te duele el alma. Aún oyes todas sus tiernas palabras cuando ella ya no te necesita. Se despierta, se maquilla se toma su tiempo y no cree que tenga que darse prisa. Ya no te necesita y no ves nada en sus ojos. Ninguna señal de amor tras las lágrimas derramadas por nadie. Un amor que debía haber durado años. La deseas, la necesitas y sin embargo no la crees cuando dice que su amor ha muerto, crees que te necesita y no ves nada en sus ojos. Te quedas en casa, ella sale. Dice que hace tiempo conoció a alguien pero que ahora se ha ido, ya no le necesita. Tu día empieza, te duele el alma. Llegará un momento en que todo lo que ella dijo llenará tu cabeza. No la olvidarás y no ves nada en sus ojos. Ninguna señal de amor tras las lágrimas derramadas por nadie. 
Un amor que debía haber durado años.